top of page
  • Foto del escritorrizosmx

Diferencias entre proteínas y extractos.

La formulación de un producto es un proceso sumamente fascinante. Existen miles de elementos en la naturaleza que pueden proporcionar propiedades a nuestro cabello: Brillo, definición, hidratación, nutrición, reparación y más. El proceso entre encontrar la proporción y mezcla idónea de ingredientes activos, hasta que el producto llega a tus manos es sumamente complejo. 


Sin embargo, existe cierta información que como consumidor final debe llegar a ti, para ayudarte a tomar la mejor decisión a la hora de escoger tus productos. 


Uno de los elementos más importantes para la rutina de cualquier rizadita es la hidratación. 💦


La forma más común de obtenerla es a través de lo que en cosmética se denomina extractos naturales, que no son más que aquellos ingredientes que, como su nombre lo indica, provienen de la naturaleza y se obtienen mediante presión mecánica o extracción por solventes como el propilenglicol, alcohol etílico e incluso la glicerina. Se utilizan en la creación de productos, con la intención de potencializar los principios activos de dichos recursos. Son sumamente fáciles de encontrar en cualquier etiquetado, posteriormente a los ingredientes base de la formulación, encontraremos la palabra que identifica al ingrediente activo (Frambuesa, aloe vera, malva, mandarina, etc) y posteriormente a un lado la palabra extracto. Te invitamos a realizar este ejercicio con tus productos favoritos de Rizos Mexicanos.


Cada uno de los extractos que utilizamos poseen diferentes propiedades. 



Sin embargo, ninguna rutina capilar estaría completa si no agregamos lo que se denomina proteínas. El cabello es una fibra compuesta de proteínas estructurales hasta en un 28%, siendo la queratina la proteína más abundante. Son ellas quienes protegen la estructura del cabello, y en el caso de las melenas rizadas; las que determinan la forma del cabello. Sin embargo, para que puedan ser utilizadas en cosmética, deben pasar por un proceso que se llama hidrolisis. De forma simple, este proceso químico puede explicarse como la rotura de los enlaces peptídicos en un reactor. De esta forma las moléculas del ingrediente activo son lo suficientemente pequeñas para que el cabello sea capaz de absorberlas.


Las proteínas para el cuidado del cabello generalmente provienen de fuentes vegetales como el arroz, trigo, quinoa, soja, etc. Las encontraremos en nuestros productos favoritos al lado de la palabra hidrolizada. El objetivo de estos ingredientes consiste en fortalecer la fibra capilar, viéndose más beneficiados aquellos con alta porosidad, pues ayuda a cerrar los enlaces; además de ayudar al crecimiento del cabello fortaleciendo la hebra, aumentar la elasticidad, combatir la sequedad, controlar el frizz y sellar las puntas abiertas. 


Si necesitas más proteínas en tus rizos, nuestra línea de Arroz, quinoa y soja, está repleta de ellas.

74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page