• rizosmx

La historia de Flor del Carmen


Hoy en nuestra sección de historias rizadas, te presentamos a Flor del Carmen

¡Hola, queridas chinitas!


Resulta y resalta que fui invitada a contarles mi camino por Chinitoslandia… así que les cuento mi

caminar como mi mala memoria tiende a recordar…


¿Han escuchado la frase de Dios no le da alas a los alacranes? Pues soy un alacrán suculento,

porque yo si amo mi cabello chino, y…bueno, tampoco me ha gustado nunca peinarme, puedo

contar las veces que me “seque” el cabello sola, ¿recuerdan cuándo se puso de moda? Se usaba

aquel cepillote redondo y una andaba toda orgullosa con los pelos esponjados, llenos de aceite para alaciar porque era la única manera de que estuvieran medio aplacados…


¡¡¡Ya me perdí!! Lo siento, decía… pocas veces lo hacía, entonces, toda la vida he andado con las greñas sueltas, la compañía de mousse y el shine citre (aceite siliconoso) me deben acciones por todo el tiempo que les compré las dos cosas.


Siempre he tenido el mismo tipo de cabello y de rizo, es decir, 3 pelos con el mismo rizo…


Les decía del alacrán, bueno, nunca me he quejado de mi cabello, pero llegó un momento que dije: “no puede ser sano depender del mousse y el aceite para tenerlo acomodado…debe de ser de manera natural, como todas esas que salen de bañarse y ohhh, sus rizos hermosos” (si, gente, pensaba que eso era como magia… así de engañada vive uno). Y deje el mousse… (Si, fue como dejar las drogas)… andaba toda mechuda, pero estaba según yo, acostumbrado a mi cabello…


En búsquedas en youtube, de esas de noches de navegación insomne, llegué a un video de Ingrid de Rizos Mx , y dije “¿ooooh, pero que esto?” y así fue como llegue a la página de Facebook.


Les tengo tristes recuerdos para ustedes, alegres para mí. En ese entonces, no éramos tantas, así que las preguntas se respondían rápido, las administradoras, que han sido siempre la cosa más genial del mundo, tenían el tiempo para esto y nos ayudaban. Aprendí que tenía que iniciar por el principio, y este es ¿Quién soy? …nahh, era “¿Qué tipo de porosidad tengo?”… Partiendo de ahí resulto que tengo porosidad baja, baja, baja bajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa…es decir, mi cabello casi flota, si…muy baja… o quien sabe ahora,

no la volví a hacer porque estoy taaaaan conforme con ella que no quiero saber si cambio o no.


Empecé con la locura que nos pega a todas, la búsqueda de mil productos, aunque al tener una porosidad como la mía, (gente, es la gloria de este alacrán bendecido con la pereza), son

realmente pocos, pero son los más básicos y fácil de usar…


Aprendí, además, que mi cabello es anti proteínas, ojo, todo esto lo aprendí por el método de ensayo y error y error y más error y más tragedia. Pensé que era ese personaje maldito que resultó alérgica al genial gel de linaza (mm, no fue así, creo…al final fue una cosa dermatológica) … ahhh, jamás, jamás, intenten hacer gel de chía, esa cosa es casi imposible de realizar, acabaran en el pabellón de quemados intentado ordeñar lo que sea que usen para tratar de hacer pasar la cosa esa, ya no digamos la cantidad mínima por el esfuerzo que se requiere.


Ahh, y que el agua de piña es maravillosa…para decolorar el cabello (lo que puede ser un tip), me lo decoloró en 5 minutos que estuve en el sol; claro, donde vivo, no solo te decolora el sol…de nuevo, pabellón de quemados está en la mesa. Pero deja el cabello precioso, mis rizos estaban formaditos, pequeñitos, esponjados, claro, la usé solo esa vez.


¿Saben qué fue lo más trágico que aprendí? Que las compañías de cosméticos y menjurjes odian a las chinitas… Mi cabello es muy noble, se acostumbra a un producto y así se puede mantener por años (remontemos a la historia del mousse y aceite del Shine), peroooo, las compañías conspiran en mi contra, descontinúan mis gloriosos productos a diestra y siniestra. (No, gente, no hablo de cierto acondicionador que olía a toalla mojada usada para secar a perro apestoso y que muchas amaba y aun extrañan… el primero fue la crema para peinar de loreal, aún tengo el bote que cuido con amor).


También aprendí que no todos los productos amados por muchas serán amados por mí, como por ejemplo el acondicionar de la abeja reina, madre de … es peor que una mascarilla, se tiene que dejar 15 minutos y bla bla bla… bye.


Y que depende de donde se viva son los productos que se obtienen, siendo mi ciudad de las más difíciles porque ni la tienda de las chinitas nos quiere!! (Si Blanca, sé que tu si me quieres!!!) Ohhh, y que Walmart debe darme acciones… a estas alturas, ya le pagué por otra sucursal.


Entonces, continúo con mi historia…


Mi cabello después de un par de años estaba en el pináculo de su excelencia. Ojo, chinitas, esto es muy importante, amar su cabello no es desear el cabello precioso de alguien más, es reconocer que este es su cabello, y que así va a estar, con el rizo de esta forma y con el freeze que lo acompaña en ocasiones… así que el que yo ya aguantara el recicle por 4 días y me viera medianamente peinada, era lo más genial y precioso del mundo… total, a mí el cabello esponjado me gusta… ¡si, gente, a las que tenemos 3 pelos, nos gusta que se nos vea más!


¡¡¡¡AMEN SU FREEZE!!!!


Decía…

Ya toleraba 4 días solo con humedecerlo… tenía mi rutina…

MI rutina… bueno, ese es otro punto a tratar, mis chinitas, no se me desquicien por las rutinas, hay chinitas super profesionales que hasta el calendario llevan al día… y existimos alacranes a las que nos dieron chinos en vez de alas, porque…bueno, de antemano no podemos con eso de la rigurosidad y el peinado… tendríamos pelos lacios y planchados de ser así.


Entonces, la “rutina” es básicamente él “con que me voy a bañar y con que me voy a peinar” y ya. Al ser porosidad ultra baja, no necesito proteínas (nunca)… ¿que como lo sé? Porque al ponerme el shot, siendo como los pelos inmediatamente se me ponen como paja y eso que eso lo hacia como 1 vez al mes… o más tiempo. Recuerden, aprendizaje de prueba y error y error y error…


Encuentro los productos que me sirven, y con esos me quedo hasta que dejan de producirlos, no ando cambie y cambie, solo cuando no encuentro ya en las tiendas el que uso. Sigo las reglas que no son reglas, es como me funciona… es decir, lo lavo con shampoo sin sulfatos porque yo he visto que así me sirve más que usar acondicionar para lavar, pero es en mi… quiero decir que deben de probar para saber qué les funciona.


¡¡¡Y el chongo piña!!! Ohh, yo llego a mi casa y el chongo piña es obligatorio, a la hora que sea… chinitos libres solo en la calle.


Decía… (Si, Blanca, lo sé, dijiste 2 cuartillas…pero te advertí que si escribo se me van las cabras al monte…)


¿Qué estaba diciendo?


Ah, 2 años del pináculo y… llega la pandemia.


Trabajo en el sector salud, así que ya sabrán, el lavado diario con shampoo que si lava,

(aceptémoslo gente, si no sentimos la espuma, no sentimos el lavado, es algo psicológico), el

cabello siempre recogido, a veces húmedo… y… fue el declive de mi grandeza…

Mis chinos se atrofiaron… fue triste…

Pero, yo seguí usando productos aptos y aprobados. Y pensaba que algún día esto iba a mejorar… Aunque la pandemia no mejoró, a mí me sacaron de la nube negra en donde andaba (es decir, el centro de detecciones de mi centro de Covid), me corté el cabello y ya es libre de nuevo… se está recuperando poco a poco, ya aguanta el recicle un par de días, que es lo que uso para saber si está funcionando o no.


Ahorita yo no lo considero como seguir el método, lo considero como la manera correcta de hacer las cosas y cuidar mi cabello, porque yo he visto y probado que me funciona. Quizás mi cabello no alcance el nivel de rizos que muchas y muchos chinitos tienen, esos preciosos y marcados bucles, pero este es mi tipo de cabello. Sin tintes, sin planchado, totalmente sano, y ando toda mechuda y feliz en mi vida chinesca.


Doy las gracias a las y los que me han ayudado todos estos años.

Quizás no tenga la información suficiente, pero hago lo que puedo con lo que se, chinitos y

chinitas, no se desesperen, no es cosa de un día… y no es cosa de siempre, hay altibajos, pero no es como para que se vayan a trasquilar al borde de la depresión si un día les ponen algo “sucio” en el cabello en la estética, lávenlo y ya…


Tienen que tomar las cosas con calma, aprender poco a poco, equivocarse y probar…


¡Y, si son bendecidas con una baja porosidad, lo van a disfrutar!


NOTA: ¡¡¡Y es normal querer cazar a cuanta y cuanto chinito ven y traerlo al lado oscuro,

sermonear a la gente aquí y allá!!!


FIN

ATTE.

La chinita que se emocionó.


PD: ¡¡Se me pasó poner, voy a cumplir 5 años con el método ¿o eran 4?!!


Rizadita, nos encantaría conocerte y leer tu historia, así que puedes enviarnos tu testimonio y las hermosas fotos de tus rizos a info@rizosmexicanos.com.mx para que podamos publicarlas en nuestras siguientes entradas.

Pts... Pts... Si quieres que te etiquetemos en tus redes sociales envíanos tu nombre de usuario y el link a tus redes.


"Gracias por leer Rizadita" 🤗




#rizosmexicanos #rizadasmexico #rizosfelices #rizoshidratados #rizossaludables #rizosincreibles #metodocurlygirl #curlygirlmethod #metodocurlygirlenespañol #hechoenmexico #cabelloteñido #cabelloteñidorizos #cabelloteñidoondulado

355 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo